viernes, 30 de agosto de 2013

Reseña: Caída Libre - Melanie Rose


    Título: Caída Libre
    Autora: Melanie Rose
    Editorial: Ediciones B. Grupo Z
    Páginas: 426
    ISBN: 978-84-666-4422-8

“Cuando Michaela Anderson decide, con unos amigos del trabajo, lanzarse en paracaídas, no sabe que tendrá algo más que vértigo. Primero aparece el pánico del último momento, y luego esa sensación, mientras está en el aire, de que algo anda mal… Pero al fin aterriza.
Sin embargo, cuando cree que ya ha pasado lo peor, se da cuenta de que lo extraño está por llegar. Al volver al hangar, encuentra el  helicóptero vacío, su coche ha desaparecido, ¡y ve su rostro en unos carteles que anuncian que lleva seis años y medio desaparecida! Así las cosas, Michaela se dispone a descubrir qué ha ocurrido. ¿Ha sido secuestrada? ¿Tiene amnesia? Con la ayuda de Matt, el piloto del avión desde el que se lanzó en paracaídas, descubre el misterio en que se convierte su propia existencia. ¿Quién dijo que fuera fácil volver a tu antigua vida.
Un relato mágico que seducirá a las fans de Marc Levy y Cecilia Ahern”

                                       OPINIÓN:
No había oído hablar ni de la autora ni del libro, y si tengo que ser sincera lo que me llevó a pedírselo prestado a mi tía fueron los colores de su portada y esa última frase de la sinopsis en la que se nombra a Marc Levy J

El libro está narrado en primera persona por Michaela, la protagonista, una chica de unos veintitantos, que trabaja para una empresa de seguros , y que se acaba de mudar a casa de su novio, Calum, un hombre viudo algo mayor que ella, que tiene una niña de diez años, Abbey.

La historia comienza en el año 2002 con Michaela a punto de tirarse en paracaídas de un avión junto a su mejor amiga Ingrid, Kevin un becario de su empresa y otro compañero más. Todo parece ir bien hasta que ella se lanza al vacío y un remolino negro la envuelve durante unos largos minutos hasta que logra abrir el paracaídas y llegar al suelo.

A partir de ahí, la vida da un giro de 180 grados para Michaela, pues lo que a ella le han parecido unos escasos minutos, en realidad han sido 6 años y medio. En ese tiempo, descubre cómo y cuánto ha cambiado la vida de todos los que la rodeaban.

“Caída libre” es un libro que se lee bastante rápido, pues la autora utiliza un lenguaje sencillo y cercano con un buen equilibrio entre diálogos, descripciones y los temores, dudas y pensamientos de Michaela. Puede que esto último es lo que más haya agradecido, pues a veces, cuando lees libros escritos en primera persona, pecan de darle demasiada importancia a como se siente el personaje principal con respecto a su situación, perdiendo el hilo de la historia y la relación con el resto de personajes. Sin embargo, Melanie Rose ha conseguido darle el punto necesario de introspección sin que resulte pesado, pues, ha tenido muy en cuenta al resto de sus personajes. Unos personajes secundarios que rodean a Michaela y que están muy bien desarrollados, con unas tramas, a veces, más interesantes que la de la propia protagonista.

Como todo libro del estilo de Marc Levi, Michaela vive una historia de amor de esas de flechazo a primera vista, donde las circunstancias la hacen más difícil de lo que podría ser en un principio. Y es que no debe resultar muy fácil ver como todo tu mundo ha cambiado en lo que para ti ha sido un día escaso, pero para el resto han sido años.

Los personajes secundarios son, a mi parecer, el punto fuerte de la novela. Ver a donde ha ido a parar cada uno en los seis años de ausencia de Michaela, y sobre todo, lo mucho que su partida influyó en sus vidas, es de lo más interesante de la lectura. De todos, mi favorita es Abbey, la hija del novio de Michaela, una adolescente problemática de dieciséis años que si bien al principio se muestra distante, borde y desconfiada, poco a poco se va abriendo a Michaela recordando la figura materna que representó en su día para ella.

Otro punto que genera mucho interés es el porqué de la desaparición de Michaela. Hay dos teorías acerca de ello, pero no voy a desvelaros la sorpresa ni si alguna de ellas es la verdadera razón de ese salto temporal. Es mejor que lo descubráis por vosotrxs mismxs, pues seguro, os llevaréis una sorpresa.

Además, la trama tiene un par de giros argumentales de esos que te dejan la boca abierta y en plan “OMG esto no puede ser cierto.”

En resumen, “Caída libre” es un libro ágil, entretenido, divertido, pero con un punto de realismo que nos hace reflexionar sobre la importancia de hablar las cosas importantes con aquellos que nos rodean, pues nunca se sabe lo que puede ocurrir que nos impida hacerlo. Es también,  una lectura perfecta para esta época del año. El libro de toalla perfecto que puede aportar una brisa de aire fresco a un día caluroso de verano.

                                         MI PUNTUACIÓN:

                                                     3’5/5

2 comentarios:

  1. HOlaaa!
    No conocía el libro pero tiene una pinta bastante buena. Te sigo si no te importa jeje
    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro entretenido, de esos de lectura rápida pero con sentimiento al esstilo de Marc Levy :D

      ¡Encantada de tenerte por aquí! Jejeje

      Besitos

      Eliminar