domingo, 20 de octubre de 2013

Reseña: El libro de los Portales - Laura Gallego

TÍTULO: El libro de los portales
AUTORA: Laura Gallego
EDITORIAL: Minotauro
ISBN: 9788445001301
PÁGINAS: 491

“Los pintores de la Academia de los Portales son los únicos que saben cómo dibujar los extraordinarios portales de viaje que constituyen la red de comunicación y transporte más importante de Darusia.
Sus rígidas normas y su exhaustiva formación garantizan una impecable profesionalidad y perfección técnica en todos sus trabajos. Cuando Tabit, estudiante de último año en la Academia, recibe el encargo de pintar un portal para un humilde campesino, no imagina que está a punto de verse involucrado en una trama de intrigas y secretos que podría sacudir los mismos cimientos de la institución”

                                       OPINIÓN PERSONAL

“El libro de los portales” es el título del último libro de una de mis escritoras españolas favoritas: Laura Gallego. Hace muchos años que sigo su trabajo y, con cada libro me sorprende un poquito más (si eso es aún posible) porque esta mujer tiene una mente sorprendente, capaz de crear los universos, culturas, tramas, personajes y detalles de lo más fascinantes. Y eso, es lo que ha hecho con este último libro. Sólo que en mi opinión, se ha superado a sí misma.

Puede que se deba a que este libro es mucho más maduro, no tan para adolescentes/jóvenes (de hecho he conseguido que se lo leyeran mis padres y a ambos les ha gustado mucho, lo que dice mucho a su favor, pues son personas muy lectoras y bastante críticas)

Centrándome en la trama, ésta discurre en un país inventado llamado Darusia, que se rodea de otros países como Rutvia, en una época inventada pero que bien podría corresponder a nuestro Renacimiento por las descripciones de ropas, utensilios y modos de vida.

Es una historia narrada en tercera persona que comienza con varias historias paralelas con un hilo común de fondo: la Academia de Los Portales. Un lugar donde se aprende a dibujar una especie de puertas que automáticamente te llevan de un lugar a otro, siempre y cuando haya otra puerta exactamente igual en el lugar al que se quiere ir.

Es aquí donde estudian Tabit y Caliandra, los dos personajes con más peso en la historia y que son como dos polos opuestos de un mismo imán. Él, estudiante brillante que se esfuerza mucho para estar el primero de su promoción. Ella, una chica con talento y visión nueva que se mueve más por intuición que por conocimiento.

A Tabit le conocemos en la lejana provincia de Uskia donde ha ido a pintar un portal para un joven campesino, Yunek, como proyecto de fin de carrera. Cuando la academia rechaza el proyecto Yunek no duda en viajar hasta la propia academia. En su camino, conoce al nuevo guarda del portal de los pescadores de Serena, Rodak con el que traba una buena amistad.

Caliandra se nos presenta como la contrincante de Tabit a un puesto de ayudante de un profesor de la Academia con fama de solitario, extravagante y algo “loco”: maese Belban.

Por otro lado, tenemos la historia de Tash. Su historia… bueno, no quiero desvelar nada, pero me parece la más dura de todas. No por la pobreza o el modo de vida, sino a un nivel más profundo y psicológico. Es un personaje con carácter pese a su corta edad forjado por todos los “palos” que le ha dado la vida (y algunas personas) Tiene la suerte de encontrarse con Tabit con el que viaja hasta Maradia, la capital y sede de la Academia.

Conforme van pasando las páginas, las historias de estos personajes se van entrelazando de modo que convergen en una misma en cuyo epicentro nos encontramos con una rara pintura para los portales, la desaparición de un personaje importante, asesinatos, robos y un misterioso personaje llamado “El Invisible” que parece ser la causa de todos ellos.

Es un libro que engancha y, mucho, si bien al principio de la lectura iba un poco perdida con tanto nombre raro y, en mi opinión, la ausencia de un mapa para orientarme, aunque fuera en forma de boceto, como los que suele haber en esta clase de libros. Se me hacía raro tanto nombre de ciudades y regiones y no ser capaz de ubicarlas. Eso, junto a un corto episodio cerca del final del libro, son los únicos puntos negativos que le encuentro, pues el episodio al que me refiero es algo que, en mi opinión, no era del todo necesario para la trama o al menos no tan largo.

En cuanto a las relaciones entre los personajes están muy bien manejadas y, aunque hay historia de amor, esta no es lo principal del libro, de hecho es algo bastante secundario porque lo realmente interesante es todo el misterio acerca de los portales, su tinta, su funcionamiento y la misteriosa desaparición de algunos de ellos, junto con un crimen cometido en el pasado que, de una manera más o menos recurrente va a influir en las acciones de los personajes en el “presente.

En resumen, “El libro de los Portales” es un libro que recomiendo seas o no fan de Laura Gallego si disfrutas de la literatura fantástica y juvenil, con el incentivo de estar muy bien escrito y bien hilado y llevado. En contra, como he comentado, esa ausencia del mapa al principio o final del libro y el episodio en el “territorio perdido”.

                                   PUNTUACIÓN:

                                            4/5

3 comentarios:

  1. Me gusta mucho como escribe Laura Gallego y tenía mucha curiosidad por este libro :) Muchas gracias por tu reseña :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura tiene una forma de escribir muy auténtica y eso es algo que me encanta de sus libros, que cada uno tiene una esencia diferente pero, al mismo tiempo es SU esencia. No sé si me explico jejeje

      De nada! Si te ha servido para decidirte a leerlo, la agradecida soy yo por tomarte tu tiempo en pasar y comentar y, que seguro disfrutarás del libro :)

      Besitos

      Eliminar
  2. Holaaa!!
    Tengo este libro pendiente en la estantería, así que espero leerlo pronto.

    Un beso desde www.lecturassaludcm.blogspot.com

    ResponderEliminar