lunes, 7 de octubre de 2013

Reseña: Perdida (Gone Girl) - Gillian Flynn

 
              
     TÍTULO: Perdida (Gone Girl)
     AUTORA: Gyllian Flynn
     EDITORIAL: Mondadori
     COLECCIÓN: Roja & Negra
     SOPORTE: e-book

“En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, Nick insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra evasivo y frío, pero ¿es un asesino?

Perdida arranca como todo buen thriller que se precie: una mujer desaparecida, una investigación policial… Pero Perdida no es sólo un buen thriller. Es una obra maestra… Un thriller psicológico brillante con una trama tan apasionante y giros tan inesperados que es absolutamente imposible parar de leer.

Perdida es también una novela sobre el lado más oscuro del matrimonio, sobre los engaños, las decepciones, la obsesión y el miedo. Una radiografía completamente actual de los medios de comunicación y su capacidad para modelar la opinión pública. Pero, sobre todo, es la historia de amor de dos personas perdidamente enamoradas.”

                               OPINIÓN PERSONAL

Lo cierto es que ante esta sinopsis parece que poco más haya que decir sobre esta novela, porque pienso que la describe a la perfección y, en mi caso, creo que no exagera nada al catalogarla como una obra maestra del género.
Si bien es cierto que no es un género del que estoy acostumbrada a leer, de vez en cuando, cae en mis manos este estilo de libro, totalmente diferente de la novela juvenil adulta que más disfruto, y hace que… como lo diría… ¿Tiemblen los cimientos de mi pensamiento y mi manera de pensar?

Asusta, pero esta novela consigue precisamente eso. Consigue que te enfades contigo misma por juzgar demasiado pronto a ciertos personajes, por compadecer a otros o por defenderlos cuando, tal vez, no sea lo que te hayan mostrado en un principio. En ese aspecto, la autora consiguió “marearme” bastante y hacerme reflexionar sobre cosas que, bueno, no me había planteado.

La novela se centra en esta pareja, Amy y Nick que no pasan por su mejor momento matrimonial, pues de tener la mejor de las vidas en Nueva York, del día a la noche, pasaron a quedarse ambos sin trabajo y yéndose a vivir al pueblo natal de él, a cuidar de su madre enferma de cáncer. En cómo se conocieron y como evolucionaron como pareja. En cómo una persona es capaz de culpar a su cónyuge por sus propias desgracias. Pero es más. Mucho más.

Es una novela repleta de personajes secundarios fantásticos (mi favorito es la hermana melliza de Nick) que ayudan a perfilar la historia, y que te hacen ver como ellos y sus decisiones también, a lo largo de la vida, han influido en Amy y Nick (sobre todo, los padres de ambos).

Un aspecto que me ha gustado mucho es que está escrito en varias voces distintas, de modo, que, sin repetir los acontecimientos, pero sí viviéndolos en distintas personas, puedes ver lo distinto del carácter y la mente humana. Hasta donde son capaces de llegar algunos y otros no.

Otra cosa que me ha gustado mucho es la gran crítica que se hace a los medios de comunicación e incluso, a las series televisivas que nos dicen como pensar y cuando y el qué, y aunque no solemos ser conscientes de ello, tienen una manera muy “fina” de manipularnos y llevarnos a su terreno (y como alguien listo puede sacar su ventaja de ello para sus propios fines)

Como dice en la sinopsis está llena de giros inesperados y aunque me encantaría explayarme más, temo meter la pata y desvelar algún punto clave que, de verdad, os amargaría la lectura y  no estoy dispuesta a ello, porque pienso que este libro hay que leerlo y disfrutarlo. Eso sí, distanciándose muy mucho de los personajes y sus acciones (algunas duras de leer) porque, en caso contrario, os puede pasar como me pasaba a mi mientras estaba en cualquier sitio pero no leyendo. Me trasportaba a North Carthage e intentaba “verlo” a través de sus ojos. Y eso,  era doloroso. Esta pareja se quiere, pero es algo enfermizo. No al estilo de Bella y Edward, si no al significado puro de la palabra. Amor enfermo.

En resumen, la recomiendo porque engancha casi desde el principio, por su trama, sus personajes, sus giros inesperados y mucho más. Pero, no la recomendaría a aquellos que no les guste el thriller psicológico porque les puede resultar dura de leer.

                                               PUNTUACIÓN

                                                        4/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada