viernes, 28 de marzo de 2014

Reseña: El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea" - Romain Puertolas

Título: El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea
Autor: Romain Puértolas
Saga: No. Libro auto-conclusivo 
Editorial: Grijalbo
Formato: papel, tapa blanda con solapas

  «La primera palabra que el indio Dhjamal Mekhan Dooyeghas pronunció cuando llegó a Francia fue una palabra sueca. ¡El colmo! "Ikea".»
Una historia divertida y con más burbujas que la Coca-Cola, pero que también es el reflejo de una dura realidad: la lucha de los inmigrantes ilegales en su camino hacia la libertad. Una fábula de nuestro tiempo, un viaje iniciático por el corazón humano, una sátira desternillante con una sutil moraleja. Una historia con final feliz. Una historia que te hará sentir bien.       

OPINIÓN PERSONAL
Poco o nada conocía de este libro cuando me topé con él en la librería. Y eso que es un libro que capta enseguida la atención por su portada tan colorida, de ahí que me parara a echarle una hojeada y ya sólo leyendo el título supe que tenía que leerlo (es que soy una fan de Ikea xD) y, más aún, después de ver las pequeñas frases de otros escritores, periodistas y demás, que coincidían en que era muy divertida. Y como me encontraba con humor para un libro de humor (valga la redundancia) me aventuré a comprarlo.

Y digo me aventuré porque esta novela es justo eso. Una aventura muy divertida, pero que a la vez te pone de cara a un problema muy real y actual en nuestra sociedad: los inmigrantes ilegales.

Narrada en tercera persona, “El increíble viaje del  faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea” nos describe el periplo de Dhjamal Mekhan Dooyeghas, un faquir indio que ha conseguido un billete y un visado de turista para poder ir a Ikea a comprar una cama de clavos último modelo. ¿Y cómo hace el faquir para llegar a Ikea desde el aeropuerto? Muy fácil. Coge un taxi (con un taxista que dará para muchas situaciones cómicas) que le deja en la tienda de muebles, donde en pocas horas, además de lo sorprendido que queda  por las cosas de la tienda, la gran cantidad de personas comprando. Porque él vivía prácticamente en medio del desierto, cerca de Pakistán y nunca había visto otra cosa aparte de arena y serpientes. Durante su “misión” para comprar la cama de clavos monta alguna que otra escenilla que le lleva a conocer a la señorita Marie y acabar poco después… ¡encerrado en un armario camino de no sabe dónde!

 Pero Dhjamal es un hombre de recursos, con una potente imaginación y un “mago” de cierta habilidad, lo cual puede ser bueno o malo dependiendo de la situación. Y el faquir se llega a encontrar en situaciones extrañas a lo largo de la novela, que comparte con otros personajes con mayor o menor fortuna que él.

Escrito de una forma ágil y con mucha sorna, Puértolas nos presenta a un personaje que se ve obligado a emigrar en contra de su voluntad, pero que no pierde la esperanza y que todo lo ve desde la simplicidad de su vida en la India (si bien, no era una vida simple, más bien lo contrario). Es una novela que derrocha simpatía en cada página, si bien tiene ese mensaje en contra del tratamiento que reciben los inmigrantes por parte de los gobiernos, los policías y los servicios de aduana; del hambre que pasan o de las situaciones que les ha llevado a dejar a familia y amigos para intentar llegar a Europa, sin tan saber qué les depara el futuro allí.

He disfrutado mucho leyendo la relación entre Dhjamal y el taxista, porque es muy graciosa. Hay algunas de otros inmigrantes que eran más duras, pero siempre cuidando de no dramatizar demasiado, sólo lo justo para al lector le pique la curiosidad y quiera saber más de ello.

Se lee muy rápido porque, además de entretenido, es cortito (sólo 251 páginas) y el autor tiene un gran sentido del humor (si lo leéis, fijaros en cómo traduce los nombres difíciles de pronunciar jejeje)

En resumen, “El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea” es una novela de humor para esos días en que te apetece que tu cerebro desconecte y todo sean risas. Puértolas lo consigue, si bien, yo me esperaba más escenas graciosas, pero eso no le resta fuerza al libro, porque la historia de base es buena, y los personajes muy especiales (a la manera de cada uno). Por lo que disfrutar del viaje en compañía de Dhjamal ha sido, también una aventura para mí. Y lo mejor es que entre risa y risa, te hace reflexionar sobre las lamentables condiciones de algunos de los inmigrantes. Y eso es lo que le acaba dando el equilibro a la obra.



PUNTUACIÓN


¿Qué os parece? ¿Lo habiáis leído? ¿Lo conociáis? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario