domingo, 20 de abril de 2014

Reseña: Los Adivinos - Libba Bray

Título: Los Adivinos
Título original: The Diviners
Autora: Libba Bray
Saga: Los adivinos #1
Editorial: RBA Molino
Formato: tapa blanda con solapas

“Evie O’Neill ha dejado su aburrido pueblo natal para vivir en la fascinante Nueva York, repleta de música, bares clandestinos, coristas y carteristas libertinos. El único inconveniente es que tiene que vivir con su tío Will, un hombre obsesionado con las fuerzas ocultas. 
La mayor preocupación de Evie es que alguien descubra su secreto: un extraño don que no le ha traído más que problemas. Sin embargo, cuando la policía encuentra a una chica asesinada marcada con un símbolo críptico y llaman a Will para ayudar, Evie se da cuenta de que su habilidad podría atrapar a un asesino.
La ciudad que nunca duerme rodea el baile de Evie alrededor del asesino, aunque, de espaldas a todos ellos, algo oscuro y diabólico ha despertado.” 

OPINIÓN PERSONAL
Puede que a muchos el nombre de Libba Bray os suene de algo. A mí no me decía nada hasta que me he hecho con su última publicación: “Los Adivinos”. Pero, ahora que la he descubierto creo que buscaré alguno de sus trabajos previos y, desde luego, esperaré con ansias la continuación de éste.

Y es que, “Los Adivinos” es el primer libro de una bilogía ambientada en el Nueva York de los años 20. Concretamente, se centra en el año 1926, cuando nuestra protagonista, Evie O’Neil  de 17 años y oriunda de Zenith  (Ohio), se traslada a vivir a Manhattan a cargo de su tío Will, un profesor especializado en los cultos ocultos y conservador del Museo de los Escalofríos. Lo que sus padres consideran un castigo, para ella es la oportunidad de reinventarse, de asistir a fiestas, ir de compras, conocer gente… pero todo eso se trunca cuando una serie de asesinatos comienzan a suceder en la ciudad y la policía pide ayuda a su tío. Es entonces cuando junto con el ayudante de su tío, Jericho , y un joven carterista, Sam, tan descarado como la propia Evie comienzan a investigar lo sucedido, llegando a ponerse ellos mismos en alguna que otra situación peligrosa.
Paralelamente a esta historia pero a la vez entremezclada con un hilo fino y exquisito, conocemos más a Evie, su secreto y a otros personajes que, de un modo u otro tienen que ver con éste.

El libro está narrado en tercera persona desde el punto de vista de varios personajes, lo que hace que puedas conocerlos bien, saber cómo se sienten y los motivos que les llevan a actuar de la forma en que lo hacen.

Me ha gustado mucho la forma de escribir de Libba Bray. Es ágil pero, al mismo tiempo muy detallista y describe de manera extraordinaria a una Nueva York en plena construcción, con albañiles encaramados a edificios con esqueleto de hierro, mientras que metros por debajo, los coches circulan con frenesí, la gente pasea, hace negocios, disfruta del tiempo libre y el ocio. Por la noche, la autora transforma la ciudad en un lugar de clubes clandestinos con contraseñas secretas que permiten la entrada a los afortunados que las conocen y donde los jóvenes pueden disfrutar de horas de buena música y alcohol de contrabando. Es una ciudad que vibra, está viva y se mueve, y lo describe tan bien que es imposible no querer calzarse los tacones y salir a bailar a la pista al ritmo del piano y el saxo. Pero la narrativa de Bray es mucho más. Ya desde el primer capítulo se entrevé un ambiente oscuro, tétrico y paranormal que ha llegado a ponerme los pelos de punta en más de una ocasión y que logra enganchar al lector de una manera asombrosa. 

Como contrapunto negativo, sólo hubo un par de cosas que hicieron que tardase un poco engancharme a su lectura y son:
-          La propia protagonista. Porque Evie es una chica alocada que no piensa en las consecuencias de lo que hace, que habla más de la cuenta y “un imán para el peligro” y a mí me costó conectar con ella.
-          Que el principio puede resultar algo denso (además de las partes de Memphis) pero poco a poco se adentra en el mundo de los asesinatos y lo paranormal y, mejora mucho.

En resumen, “Los Adivinos” es una lectura amena y entretenida, si  bien con algunos altibajos, pero en el que la autora ha narrado de manera asombrosa el Nueva York de los años 20 entremezclándolo con una cruenta historia de asesinatos, ¡Una mezcla muy acertada! Y en la que Libba Bray parece sentirse cómoda J Ahora sólo hay que esperar hasta que publiquen el siguiente xD

VALORACIÓN

2 comentarios:

  1. También me gustó mucho mucho, muy bien planteado y narrado, además que lo paranormal me chifla. Lo único que me costó fue que a veces se hacía un poco pesado si se tocaba algún concepto que no interesaba, y el final, para lo lento que es el libro, fue muy acelerado.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. He visto muy buenas reseñas sobre el libro, espero animarme pronto :) Un besin!

    ResponderEliminar